Chapa laminada en frío

El proceso más habitual de fabricación de laminado en frío es el que partiendo de una bobina laminada en caliente es decapada para obtener una limpieza superficial que la deje libre de óxidos e incrustaciones, luego se pasa por un tren, donde se reduce hasta el espesor deseado. Después las bobinas son sometidas a un tratamiento térmico o recocido, con el fin de regenerar la estructura cristalina que fue destruida en el proceso de laminación y para finalizar, las bobinas son sometidas a un proceso de temperado donde se consigue el endurecimiento superficial y el acabado final.

Los productos laminados en frío son de acero bajo en carbono para embutición o laminado en frío (UNE EN 10130:2008), y se suministran en los siguientes formatos:

Espesor (mm) Largo (mm) Ancho (mm)
0.8 2000/2500/3000 1000/1250/1500
1.0 2000/2500/3000 1000/1250/1500
1.2 2000/2500/3000 1000/1250/1500
1.5 2000/2500/3000 1000/1250/1500
2.0 2000/2500/3000 1000/1250/1500
2.5 2000/2500/3000 1000/1250/1500
3.0 2000/2500/3000 1000/1250/1500
Menú